lunes, noviembre 12, 2007

New X-Men de Morrison: Imperial (#122 - #126)

Imperial

Guión: Grant Morrison
Dibujo: Frank Quietly, Tom Derenick, Ethan Van Sciver, Igor Kordey
Tinta: Tim Townsend, Prentis Rollins y Hanna & Florea
Letras: Comicraft, Richard Starkings,
Color: Hifi Design
Editor: Mark Powers, Joe Quesada

Incluye:
#122 “Imperial” (Marzo 2002)
#123 “Testamento” (Abril 2002)
#124 “Super destructor” (Mayo 2002)
#125 “Perdedores” (Junio 2002)
#126 “Todo el Infierno” (Julio 2002)

Apariciones: Cíclope, Lobezno, Emma Frost, Jean Grey, Bestia, Profesor X, Xorn, Stepford Cuckoons, Cassandra Nova, Smasher, Lilandra, Immundra, Ángel Salvadore, Gladiador, Stuff, Arc, Oráculo, Araki, Manta, Plutonia, G-Type, Neosaurus, Fader, Squorm, Trish Tilby, Blackwing

Nuevos personajes: Radian, Tatto, Redneck.

Argumento

Efectivamente, Cassandra Nova ya está en el corazón del Imperio Shi’ar. Y está haciendo lo que mejor se le da: sembrar la destrucción. LA Guardia Imperial trata de poner a salvo a la Emperatriz Lilandra de Charlas Xavier, o al menos de quien ellos creen que es Charles Xavier, poseído por la inmensidad. En un último esfuerzo por sobrevivir se lanzan a través de un agujero espacial, con el fin de llegar a la Tierra y ponerse en contacto con los X-Men.

En la Escuela Xavier para Jóvenes Talentos ha comenzado un nuevo curso escolar, todos parecen atareados: Emma anuncia a los alumnos una cercana visita de la prensa a la escuela ahora que son públicos, Hank tratando de recuperarse de su bestial ataque, mientras Jean y Scott siguen enfrascados en sus recientes problemas matrimoniales.

Entre todas estas idas y venidas, Charles Xavier, atrapado en el cuerpo de Cassandra, se muere. En un desesperado intento por salvarlo, Scott Summers parte hacia China en busca de Xorn, el mutante curandero.

Por otro lado, una noche cae del cielo como un meteorito un miembro de la Guardia Imperial Shi’ar, farfullando que ha de poner en sobre aviso a los X-Men, porque Cassandra Nova ha vuelto.

Ignorando este incidente, la vida sigue en la escuela, mientras las pequeñas Stepford Cuckoons ven como una de ellas se enamora, y los problemas que eso les traerá. Emma pasa este hecho por alto, más feliz que nunca, tal vez dándose cuenta de que empieza a enamorarse de Cíclope.

Otra que no lo lleva muy bien es Ángel Salvadore, que no llega a adaptarse a la vida de la Escuela. Por otro lado, Jean se refugia en sus cuidados y la atención hacia Xavier, en un día en el que los nervios la invaden, ya que se trata del esperado día de puertas abiertas. Consciente de su actual papel como directora de la Escuela, sale al encuentro de la prensa con el objetivo de deslumbrarlos usando sus poderes telepáticos. Pero en el jardín, un nuevo chico japonés del que las Stepford tenían dudas empieza a controlar a Emma Frost para desconcertar a los periodistas.

Mientras en el laboratorio Hank se da cuenta que un virus que se había extendido entre los alumnos del instituto podría ser directamente infectado por Cassandra Nova.

Jean se da cuenta de inmediato que algo no marcha bien y Hank entra gritando que los niños están infectados con nano-centinelas.

En otro lugar, Cíclope es atacado por un grupo directamente mandado por la Guardia Imperial Shi’ar, y Xorn y él son llevados a una de sus naves, donde descubren que está controlados por Cassandra. La Guardia, encabezados por Gladiador, atacan la Mansión, con la única misión de acabar con todos los mutantes.

Los X-Men ponen a salvo a los alumnos y se enzarzan en una lucha contra la controlada Guardia, en el espacio, Xorn y Cíclope escapan de sus captores, y se lanzan a su particular cruzada de recuperar el control de la nave.

En la Escuela Ángel Salvadore encuentra a Pico, ya despierto, y le ayuda a salir de su lugar de hibernación. Tras el descubrimiento de los nano-centinelas, Gladiador y los demás comprenden que están siendo controlados, y salen a por ella. Mientras, Jean comprende que el cuerpo que habita la mente de Charles es el más enfermo de todos, y tiene que sacarlo de allí, y lo aloja en su propia cabeza. Pero Cassandra ya ha llegado a la Mansión y comienza a matar uno a uno a la Guardia Imperial.

En la Nave Shi’ar, Cíclope y Xorn corren para poner a salvo a Lilandra. En la Escuela todos los alumnos están refugiados en la Sala del Peligro, y los únicos que quedan fuera son las Cuckoons, Ángel Salvadore y Pico, que junto a Emma Frost. Dentro, Jean lucha por mantener con vida a Xavier dentro de su cabeza, y cuando aparecen Xorn y Cíclope teletransportados comienza a desvariar, sangrando por los ojos y la boca. Xorn la cura, limpiando su sangre de nano-centinelas. Cuando Cassandra llega, todos los X-Men ya está curados y cada uno saben lo que hacer. Jean prepara Cerebro, así, cuando Cassandra se conecta para matar a todos los mutantes la consciencia de Charles vuelve a su cuerpo, dejando atrapada a la de Nova en su monstruo transparente, aprovechando Emma para encerarlo en una babosa y después en una caja impenetrable, donde será sometida a reeducación por parte Jean y Charles.

En el plano real, Charles Xavier se levanta pudiendo andar después de tanto tiempo, gracias a la cura de Xorn.

Crítica

No es desde luego este el arco argumental más apasionante de los que escribí Morrison para estos New X-Men, pero sí que nos consigue transmitir ese frenético ritmo de estos cruciales momentos que están viviendo los mutantes, no sólo los de la mansión, sino los de todo el planeta.

La inclusión de Cassandra Nova en el Imperio Shi’ar, de la forma tan destructiva que lo hecho, y sobre todo al tomar la forma de Charles Xavier, consorte en aquel entonces de Lilandra, hará que a partir de dicho momento, los mutantes en general, y los X-Men en particular, sean mirados con recelo, tal vez creyendo aún que tuvieron algo que ver en tanta destrucción como sembró la hermana gemela de Xavier en el imperio. De hecho, esa desconfianza se extiende hasta nuestros días, y sin desvelar mucho, será una de las claves para comprender lo que ocurre en la macro saga que estos días podemos encontrar en nuestras tiendas de comics: “Ascensión y caída del Imperio Shi’ar” de la Patrulla-X, de la mano de Ed Brubaker y Billy Tan.

También muy atentos todos los que sigáis Astonishing X-Men, a un acontecimiento destacado en estas páginas, porque os va a sonar bastante, y no digo más.

En cualquier caso, dejando de lado como ha podido afectar todo esto a nivel intergaláctico, centrémonos en nuestros hombres-X, que una vez más vuelven a sentir las fisuras que desquebrajan el equipo. Después de la brutal paliza a la que fue sometido Bestia, éste no volverá a ser el mismo. Y es que todo esto se suma a su ya automarginada situación, tras marcarse aún más sus aspectos felinos. Se ve como un monstruo y cree que los demás lo tratan y temen como tal. Y esto no ayuda nada a la moral del equipo. Jean y Scott siguen en las mismas, a penas hablan y a penas se tocan, sólo en los momentos de verdadero peligro afloran sus sentimientos, tratando de salvaguardar al otro. Para destacar uno de esos momentos os comento uno de mis favoritos: cuando Scott y Xorn aparecen teletransportados desde la nave Shi’ar, y Jean está en brazos de Hank delirando y le dice en un susurro “Scott, eres mi superhéroe favorito”, es sólo un detalle, pero me gustó esa frase en un momento tan peliagudo para los dos. Por otro lado me sorprendió bastante ver una escena en la que Emma recogía rosas con cara risueña mientras hablaba con sus niñas, y se le puede notar que ha cambiado desde que entró en la Academia. ¿Se estará enamorando la dama de hielo? Por último nos queda destacar el hecho de que Charles Xavier vuelve a andar, curado por Xorn, el patriarca se yergue, y será este hecho notable lo que le impulsará a las acciones que veremos la próxima en el arco “Nuevos Mundos”, es decir, a lanzarse a una cruzada a lo largo del mundo para predicar la palabra de los mutantes.

Todo eso y mucho más el lunes que viene, como siempre aquí, en Hemeroteca X-Men, con el arco "Nuevos Mundos"

3 comentarios:

Merrick dijo...

Probablemente el arco menos potente de los primeros de Morrison, pero con cosas bastante interesantes. La paliza a la Bestia (junto el detalle del WC de arena) es escalofriante, y el tratamiento en general de los personajes muy atractivo.

Por desgracia, el asqueroso dibujo de Kordey en estos capítulos desmotiva a más no poder.

Borja Lion Heart dijo...

Es cierto el dibujo de Kordey es verdaderamente penoso..el argumento..hombre podría haber dado más de sí, pero tampoco está tan mal.

IvánN Díaz dijo...

pese al horroroso dibujo de Kordey, cierto es que todavía muchas de las cosas que han pasado aquí siguen dando coletazos, como lo de los Shi'ar.