lunes, octubre 29, 2007

New X-Men de Morrison: E de Extinción (#114 - #117)

E de Extinción

Guión: Grant Morrison
Dibujo:
Frank Quitely
Tinta:
Tim Townsend y Mark Morales
Incluye:
#114 (E de Extinción parte 1 de 3) - #115 (E de Extinción parte 2 de 3) - #116 (E de Extinción parte 3 de 3) - #117 (Salas de Peligro)
Nuevos personajes:
Cassandra Nova y El Pico.

E de Extinción es el primer arco argumental de estos Nuevos X-Men. Abarca desde el número #114 hasta el #117. Frank Quitely es el encargado de poner imagen a los magníficos guiones de Morrison.

Argumento

El mundo tal y como conocemos está cambiando de una forma espectacular y vertiginosa. Charles Xavier lo sabe y por eso ha hecho construir un nuevo Cerebro, esta vez llamada Cerebra, más potente que nunca, capaz de llegar a cualquier rincón del planeta, para ponerse en contacto con los mutantes, que día a día son más numerosos.

Todos estos cambios han revolucionado a la escuela, ya que hay más alumnos que nunca. Los X-Men han decidido dejar las misiones de campo a los equipos periféricos, mientras que ellos se dedican por completo al buen funcionamiento de la Escuela Xavier. Eso no quita, que Logan y Cíclope, aventureros por naturaleza, salgan de vez en cuando en rigurosas misiones, como es el caso de este arco, en el que con el pretexto de salvar a un mutante multi-caras en Australia, se verán involucrados en una lucha por salvaguardar la supervivencia de los mutantes.

Alertados por Cerebra, descubren un pico de poder en Sudamérica, entre Colombia y Ecuador, a donde Xavier manda a Cíclope y a Logan. Allí se encontrarán con la más mortal de los enemigos de los X-Men, inédita hasta el momento: Cassandra Nova. Ésta, ha secuestrado a uno de los descendientes de Bolivar Trask para que, mediante identificación vocal los centinelas que quiere activar, reconozcan el genoma Trask y obedezcan todas sus órdenes. Así es como Cassandra quiere llevar a cabo su genocidio mutante, activando todos los Centinelas latentes que se encuentran en una fábrica secreta abandonada de Sudáfrica.

Por más que Cíclope y Logan tratan de llegar a tiempo y detener el lanzamiento de los Centinelas, Cassandra es más rápida, y estos salen armados en dirección a Genosha, la isla mutante al sur de África, en la que gobierna Magneto, y donde viven más de dieciséis millones de mutantes.

El ataque devasta la ciudad, y Charles Xavier es espectador en primera fila a través de Cerebra.

Afortunadamente, Cíclope y Logan consiguen capturar a Cassandra Nova, a costa de la vida de Trask y el chico mutante, y llevársela hacia la Mansión.

Mientras, Bestia y Jean parten hacia Genosha, junto con unidades enviadas por la comunidad internacional para buscar supervivientes entre los escombros de la devastada ciudad. Cuando ya han perdido toda esperanza, aparece Emma Frost, antigua villana del Club Fuego Infernal, ahora redimida y profesora en Genosha, que parece haber sobrevivido gracias a su mutación secundaria, la de convertir su piel en diamante.

Ya en la Mansión, investigan a Cassandra Nova, que parece haber adquirido un factor de curación, muy similar al de Lobezno. Todos coinciden en que nunca han visto nada igual, como si fuera un eslabón más en la cadena evolutiva. En se momento Cassandra despierta e, incorpóreamente, lucha contra ellos, su meta: llegar hasta Cerebra, en busca de una mente. Cuando Emma Frost le parte el cuello, creen acabar con ella, pero no es hasta que Charles Xavier la acribilla a tiros, cuando los X-Men pueden respirar. Sin saber todavía que algo anda mal, descubren sólo unos días después, que Charles Xavier ha convocado una rueda de prensa en la que le comunica al mundo entero que él es mutante, y desvela todos los secretos que giran alrededor de los X-Men y la Escuela Xavier para Jóvenes Talentos.

Unos días después se abre el nuevo curso escolar, todos los mutantes han de someterse a unas pruebas en la Sala del Peligro. Bestia es el encargado de poner a prueba a Barnell Bohusk, más conocido como El Pico. Mientras, en la calle, frente a la verja de la Escuela Xavier, los humanos protestan exigiendo la erradicación del gen mutante. Todo esto se originó por el anuncio público que hizo Charles Xavier de la existencia de la Escuela. El Profesor X ha decidido alejarse del ojo del huracán, y se va a embarcar en un viaje espacial como consorte de la Emperatriz Lilandra del Imperio Shi’ar. Los X-Men ven con recelo este acto del profesor, que los deja solos frente a la marea mediática que se abalanza sobre ellos. Jean, cansada de todo lo que le rodea, se refugia en su amistad con Logan, que aprovecha la ocasión y la besa, para dejarla más tarde alegando que nunca funcionaría entre ellos, ya que el corazón de Jean siempre pertenecerá a Scott.

En la zona subterránea de la Escuela, Bestia encuentra algo muy interesante en el genoma de a mujer llamada Cassandra Nova: que ella y el profesor comparten el mismo ADN. En ese momento Xavier, quien en realidad es Nova, tras apoderarse de su mente y dejar la del profesor en su cuerpo marchito, lo ataca haciéndole papilla el cerebro. Y para rematarlo, usa a El Pico, quien, en contra de su voluntad, golpea con un bate a Bestia, hasta dejarlo en coma. Xavier/Nova, sale tan tranquilo de la sala y sale a la superficie, donde Cíclope, Emma y Jean contemplan el crucero Shi’ar que se aproxima a la Tierra en busca de Xavier. Nada les hace desconfiar a los X-Men de su profesor, que observa la nave y piensa en las oportunidades destructivas que tendrá controlando un Imperio como aquel.

Crítica

Grant Morrison llegó para dar un giro de 180 grados a la franquicia mutante, en este arco argumental, que consta de los tres primeros números, todo esto queda más que planteado.

Lo primero que hay que hacer es situar a los personajes en este mundo, así es como nos encontramos a un Cíclope lejano, frío, inseguro y antisocial. Tras La Búsqueda de Cíclope, la minisaga de 4 números en la que Jean Grey y Cable recorrieron medio mundo en busca del desaparecido Scott Summers, poseído por Apocalipsis y al que todos daban por muerto. Todo esto afectará al matrimonio Scott Summers/Jean Grey, además, le sumamos el agravante de que el trío amoroso que formaban con Lobezno, se convierte ahora en cuarteto con la introducción de la antigua Reina Blanca, Emma Frost. No queda muy patente esta nueva situación en estos primeros números, ya que la integración total de Emma Frost en el equipo no se dará hasta dentro de unos números, más concretamente en el New X-Men Anual 2001, aún así, la tensión entre Jean y Scott, que apenas se dirigen la palabra, nos hará cuestionarnos cómo terminarán estas dos personas, que siempre han jurado que estarían juntos, y cuyo amor creíamos irrompible. Lo cierto es que Cíclope es consciente de que le ocurre algo, y Jean, a su vez, se empieza a dar cuenta de que la Fuerza Fénix, la que la consume y a la vez le da la vida, empieza a emerger de nuevo. Estos serán los motivos por los que ambos crearán un caparazón entorno a ellos y se encerrarán dentro, Jean porque teme convertirse en la bestia que le hace ser Fénix Oscuro, y volver así a abandonar a Cíclope, como las veces en las que ella murió antes, mientras que a Cíclope regresan los fantasmas de su pasado, es decir, ese terror juvenil y esa inseguridad que sentía, a la hora de pensar que por culpa de sus incontrolables poderes podía herir a Jean. Muy pronto, Emma aprovechará esta debilidad y tratara de hacerse un hueco en la vida de Scott, no sabemos si porqué de verdad se está enamorando de él, o porque simplemente quiere fastidiar todo lo que encuentra, y desde que Jean la derrotó cuando aún estaba en el Club Fuego Infernal, se la tiene jurada. Sea como sea, como todos sabéis ya, y no se trata de ningún tipo de spoiler, todos aquellos que leéis Astonishing X-Men sois los que debéis juzgar a esta pareja formada por Cíclope y Emma.

El término “mutación secundaría”, fue introducido en estas páginas por Grant Morrison, aunque ya era evidente que muchos mutantes habían sufrido estos cambios con anterioridad, pero se acuña aquí para definir la conversión de Emma Frost a diamante.

Pero la mayor controversia que se crea en estos números es la aparición de la primera gran villana de los X-Men, Cassandra Nova, que como anunció Morrison en entrevistas promocionales, se trata de la hermana gemela de Xavier, de la que él mismo desconocía su existencia.

Pero lo más curioso sin duda es la masacre mutante. El comic se lanzó en el verano de 2001, sin saber que sólo un par de meses después el mundo sería testigo del mayor ataque terrorista de la historia, el 11-S, con el atentado contra el World Trade Center. Es inevitable buscar paralelismos, y aunque en las formas está claro que se diferencian, no podemos más que fijarnos en el gran trasfondo que tienen en común, con el odio a una raza y a una cultura.

New X-Men Annual 2001

El New X-Men Annual 2001 se convirtió en un Puente entre “E de Extinción” e “Imperial”, incluido en el arco llamado “Generación sin gérmenes”, que incluía una carta llamada “El Manifiesto Morrison”, en el que imitaba a los autores del cine nórdico que crearon el Dogma 95, y donde trataba de explicar cuales eran sus intenciones a la hora de ponerse al cargo de estos Nuevos X-Men.

Este número tan especial fue impreso en un formato más grande, llamado “Widescreen”, casi apaisado, y que contiene muchas de las claves que guiarán a los X-Men a lo largo de este determinante recorrido.

Será un número que comentemos la semana que viene, para no proceder a la introducción de nuevos personajes que se queden un poco descolgados, y terminar así hoy abriendo grandes interrogantes y expectativas como: ¿Cómo reaccionará la sociedad mundial al saber de la existencia de esta escuela para mutantes, y sobre todo de los X-Men? ¿Y qué se plantea hacer Cassandra Nova, escondida en el cuerpo de Xavier, en el Imperio Shi’ar?

Todo esto y más aquí la semana que viene, como siempre en la Hemeroteca X-Men.

8 comentarios:

IvánN Díaz dijo...

recuerdo que cuando leí esta saga estuve alucinando un tiempo. Era absolutamente distinto a lo anterior y, salvo el dibujo (que costó al principio acostumbrarse a él), todo me dejó más que satisfecho. Muy buen repasito, Dark ;)

Kurt dijo...

No es por nada pero la Emma Frost de Frank Quitely, en New X-Men da asquito. De verdad... La peor Emma que he visto nunca... bueno de las peores... Bffff.... ¿Qué es eso?

DarkPhoenix dijo...

Son las portadas, los interiores están algo mejor.
A pesar de todo ésta es una de las mejores épocas de Emma, ya que Morrison sabe sacarle todo su jugo.

Sr_Skyzos dijo...

La peor Emma no sé, pero la Jean Grey más fea de todos los tiempos, sí. Y lo que engancha esta etapa...

Gracias a Morrison y gracias a Wheedon, creo que Scott ha ganado bastante como personaje al tener al lado a ese zorrón de la Reina Blanca.

Kurt dijo...

Me refiero al dibujo claaaro. El dibujo de Emma es horrible cuando lo hace Quitely. NO me gusta naaaada. Parece china y extreñida además de una enana... Mi respectos por supuesto a todos las asiaticas, extreñidas y enanas. A sus pies.

Yota dijo...

Pues yo soy de los que cree que Morrison meo fuera del tiesto, cargarse toda genosha con dos cutre centinelas, fue pasarse, anda que no habría mutantes capaces de freir sus circuitos.

Merrick dijo...

Menudo arranque tuvieron Morrison y Quitely, aún me tiemblan las piernas. Es de las pocas sagas que me he leído 2 o 3 veces seguidas en los últimos años.

El paso a adultos de los personajes (Jean/Scott), la nueva actitud de la escuela (se acabó el temidos y odiados), el primer enemigo de peso en años (Cassandra Nova), más acción, entretenimiento, violencia... Le perdono lo de Genosha, la verdad.

Y a Quitely es cierto que le quedan fatal las chicas, pero todo lo demás compensaba con creces

Worbbitt dijo...

Muy buen reseña, Dark Phoenix, aunque yo hubiera metido también al anual, que cronológicamente es lo que sigue a E de Extincion :D Sobre el tema Jean Grey de Quitely, parece que soy el único al que le gustaba, que hasta se parecía a una amiga mia XD

Venga un saludo