martes, septiembre 25, 2007

Tormenta: Amores y Desamores


Lo hizo, se casó. Hace un año o cosa así, recibimos la noticia de que Ororo Monroe, nuestra Tormenta, jinete del viento, diosa de los elementos, iba a contraer matrimonio. Espíritu libre e independiente donde los haya, los fans quedamos tan sorprendidos como cuando supimos quién sería el afortunado. Nada menos que un “fulano” de nombre T´Chala al que habíamos visto un par de veces por las páginas de los X Men y que solía ir por ahí vestido de gato. ¿He mencionado ya que es la encarnación del espíritu de la Pantera Negra? ¿Y que es el rey del estado africano de Wakanda así como Vengador y una de las mentes más prominentes del planeta? Minucias. El caso es que muchos no queríamos creer que aquello fuera cierto, que Ororo recapacitaría tarde o temprano y, en el último momento, se salvaría de caer presa de las garras del matrimonio como se ha salvado de miles de peligros a lo largo de su vida. Pero no ha sido así. Ororo ya es señora de Pantera, esposa de T´chala así como reina consorte de Wakanda; sin embargo, como suele decirse, esto no cambia el hecho de que siempre y por siempre jamás será para nosotros una X-Men.

Como regalo de bodas por parte de la Hemeroteca, hemos decidido hacer un repaso a las relaciones de nuestra querida Ororo y así hacer balance de una vida plena y libre. Como suele decirse en estos casos ¡Qué vivan los novios!


- Pantera Negra: T´Chala, rey de Wakanda, es el protegido y huésped del Espíritu de la Pantera. El primer amor de Ororo y el más puro según sus propias palabras, conoció por primera vez a nuestra querida amazona de los vientos cuando ésta le salvó de un grupo de mercenarios que le habían secuestrado. Reuniéndose con ella en varias ocasiones aun después de que ella se enrolase en la Patrulla X, siempre dio la impresión de que algo quedaba de aquella relación. Sin embargo, fue tras la última misión de los X Men en Africa para detener las actividades del Doctor Payne cuando, aprovechándose de que Tormenta quedó afectada por la situación de su continente madre, T´Chala decidió pedirle matrimonio. La respuesta que le dio es algo que aún nos cuesta trabajo creer.

- Dr Muerte: No, T´Chala no ha sido el único “reyezuelo” que ha perseguido los encantos de nuestra Tormenta preferida. Victor Von Doom, soberano de la nación balcánica de Latveria y archinémesis de Reed Richards y, como prolongación, de los 4 Fantásticos, también cayó presa de los encantos de la diosa de los elementos durante los primeros años de Tormenta en la Patrulla X. De innegable talento para el mal y condenado a vivir encerrado en una armadura tras sufrir el accidente que dejó su rostro deformado de forma irreparable, digamos que no poseía los atributos que “Ro” buscaba en un hombre, así que su respuesta no es difícil de imaginar.

- Arkón: Y otro soberano más, en este caso el del reino extra-dimensional de Ptolémacus, un tipo que vestía a la tradición cimmeria y que compartía la afición a los relámpagos con nuestra querida Tormenta. Llegada a su reino junto a la Patrulla X para salvar a éste y a los 4 Fantásticos de la invasión de los Badoon, Tormenta mantuvo una tórrida relación con el rey, pero el hecho de que sus sentimientos no eran más profundos que eso y la afición de Arkón de visitar nuestro mundo para secuestrar jovencitas con trajes pintorescos acabó provocando que dejaran su relación.

- Drácula: Aunque este no sea rey, podemos decir que si pertenecía a la nobleza. ¡Conde nada menos! Durante una noche caminando por las calles de Nueva York, Tormenta se encontró con el famoso vampiro, que empleó con ella su peculiar y conocida versión de las primeras citas, cayendo Tormenta bajo el influjo del “amor” provocado por los intensos “besos” de éste. Sin embargo, con la ayuda de Kitty, Ororo se dio cuenta de que aquello no era una relación sana y rompió con Drácula de forma violenta.

- Yukio: La entrada en la vida de Tormenta de esta ronin amiga de Lobezno supuso un huracán emocional. La peculiar y alocada forma de vida de la muchacha afectó tanto a Ororo que, tras pasar unos intensos días con ella, regresó a la Patrulla X totalmente cambiada. ¿Qué es lo que vivieron juntas para que imprimiese tanta huella sobre Tormenta? Quién sabe.

- Forja: Además de los reyes, los genios científicos han sido otra de las constantes de Ororo. Responsable de que Tormenta perdiese sus poderes, este genio mutante que trabajaba para el gobierno pasó una temporada de intimidad junto a nuestra Ororo en una dimensión a la que fueron a parar cuando ella perdió sus poderes por cortesía del Adversario. Creyendo que el inventor cheyene conseguía sacar lo mejor de sí misma, ni siquiera el saber que había sido el responsable de la pérdida de sus poderes consiguió minar su amor. De vuelta en el equipo y con los poderes reinstaurados, la amazona del viento recibió una sorpresa cuando Forja se le declaró. Sin embargo, fue el propio cheyenne el que retiró la propuesta aludiendo que no estaba dispuesto a “enjaularla” entre los barrotes del matrimonio. Una sabia decisión y un feo terrible, ya que Ororo habría aceptado sin dudarlo.

- Lobezno: Ororo y el garras siempre tuvieron cierto mamoneo entre ellos, especialmente cuando no había pelirrojas ni inventores de por medio. Sin embargo, parece que lo suyo era más un colegueo con ciertos derechos que otra cosa, ya sabéis, para cuando no hay “nada en la tele”. En X Men: The End, Claremont mostró las consecuencias finales de esta relación que nunca llegamos a ver en toda su magnitud aunque durante el Reload se dejó ver algo.

- Cable: Ambos líderes de equipo, ambos con ideales y demasiado firmes como para dejar que otros les digan qué hacer. No era difícil imaginarse que cierta tensión sexual surgiera entre ambos. Una relación con el hijo de la clon y el esposo de su mejor amiga venido de un futuro apocalíptico quizás no fuese lo más recomendable, por lo que la cosa se quedó en unos cuantos flirteos.

- Bishop: Emancipada de los X Men y a cargo de su propio equipo, Tormenta buscó apoyo en el miembro duro y con tendencias fachas de su equipo. Parece que el rollo de “tipo que viene del futuro” le gustaba por entonces y durante un tiempo se dio a entender que tenía algo con su compañero.

- Davis Cameron: Pero como Bishop estaba demasiado dedicado a sus asuntos policiales y demás, Ororo tuvo que buscarse consuelo en este “toy-boy” surfero a quien aceptaron en el equipo por compromiso. El chico florero comenzó a ser un problema cuando, fruto de su afán de protagonismo, empezó a insistir que el también quería ser un mutante molón. A pesar de que Ororo hacía lo posible por aguantarle e incluso hizo que Sabia le “hiciese” unos poderes, con la siguiente invasión alienígena se fue a tomar viento con su hermana y Thunderbird detrás. Nunca se ha vuelto a saber de él (Bueno, sí, que perdió el regalo de Sabia tras el día M)

- Khan: Y como ya llevaba tiempo sin ningún monarca entre sus conquistas, Tormenta terminó abruptamente su relación con David Cameron para convertirse en la favorita de este señor de la guerra inter-dimensional bajo cuyo yugo habían caído ya un sinfín de dimensiones antes de dirigir su vista a la Tierra. También es cierto que el Síndrome de Estocolmo hizo mucho para que el primero quedase prendado de Ororo y las avanzadas técnicas de condicionamiento mental de los alienígenas para que Ororo accediese a convertirse en la primera esposa del harén de este sujeto. Aun así, varias cartas jugaron en contra de esta relación y, ya sea por los celos del resto del harén o de Shaitán (Primer guerrero de Khan) hacia Tormenta o porque el monarca pretendiese subyugar al planeta natal de la jinete del viento, la relación acabó fracasando y cada uno se quedó en su planeta.

- Gambito: Pero el vacío emocional nunca fue para Ororo, por lo que, durante una colaboración de X-Treme (representado por ella y el cajún) con el gobierno, acabó con el resultado de que, durante una sesión de entrenamiento en la que Remi pretendía enseñarle cómo defenderse sus poderes. También es cierto que el paraje de ensueño que ofrecía la residencia presidencial en Texas hizo mucho para que aquel momento de pasión diese su fruto. Sin embargo, eso no es excusa para que Ororo incumpliese la sagrada regla de no montárselo con el novio de una amiga.

- Calisto: La primera impresión que Tormenta causó en la líder de los Morlocks no fue sin duda la mejor (derrotarla en combate cuerpo a cuerpo, arrebatándole el liderazgo de los Morlocks tampoco es que fuese su mejor movimiento) No fue hasta el cabo de los años que la relación entre ambas empezó a mejorar convirtiéndose en un momento clave en su relación el encuentro entre ambas en la Arena de Tokio, un coliseo clandestino donde se organizaban combates mutantes. Mutadas y obligadas a combatir por sus vidas por el perverso (y por entonces travestido) Máscara, ambas forjaron un lazo muy especial que se mantuvo cuando al fin consiguieron derrotar al villano. Desde entonces se las veía siempre juntas y a una Callisto con la incesante necesidad de toquetear a Ororo con sus tentáculos sin que a Ororo pareciese molestarle. Mas bien todo lo contrario…

- Rondador Nocturno: Amigos y compañeros desde tiempos inmemoriales, Kurt nunca podría haber imaginado el momento de intimidad que ambos vivirían cuando éste apenas llevaba un par de misiones en el grupo. Tras hablar largo y tendido sobre los viejos tiempos, ambos compartieron un romántico vals bajo el amparo de las estrellas (y a unos cuantos metros del suelo) que hizo que el elfo azul empezara a imaginar la posibilidad de que pudiera haber algo más entre ellos. Sin embargo, por aquella época Tormentita parecía prestar más atención a Lobezno y a los pocos meses terminó decantándose por Pantera Negra, por lo que su “affaire” con Rondador podría entenderse como un flirteo con el hombre objeto de la mansión más que otra cosa.


Y hasta la fecha (y si no recuerdo mal) estos son los logros amorosos de la amazona de los vientos. Probablemente cada uno tengamos una idea de quien fue la pareja perfecta para Ororo y muchos preferiríamos que su libertad hubiese durado unos cuantos años, sin embargo, entendamos a ésta como su decisión y respetémosla, o al menos mientras dure este cuento de hadas con príncipe de negro incluido ¡Larga vida a la Reina de Wakanda!

PD: Agradecimientos al gran Ovidio por su colaboración con tan magnífico dibujo. Sigue así, tío :D

7 comentarios:

Merrick dijo...

Que desaprovechadísima está Tormenta... Casi desde que recuperó los poderes hace 15 años.

Para mí, Forja es la única relación creíble que ha tenido. Lo del surfero y lo de Pantera Negra, patético. Y, por cierto, podías haber metido a Kitty, que nunca estuvo muy clara su relación ;-D

Sr_Skyzos dijo...

¿Clara la relación con Kitty? Para nada: http://skyzosenlared.blogspot.com/2006/05/outing-de-una-mutante.html

Lo que hace descontextualizar dos viñetas...

IvánN Díaz dijo...

Muy buen repaso. La verdad es que lo que dice Merrick de que nadie ha sabido qué hacer con Tormenta desde que recuperó sus poderes es bastante cierto.

mmmm.... qué opinaría Peñafiel del pasado de Ororo XDD

- YOGUR - dijo...

Visto en retrospectiva lo cierto es que Ororo a tenido una vida amorosa bastante intensa.

Y lo wena que está la jodía...

;p

luis dijo...

Forge hubiera sido la pareja ideal para Storm, recuerdo esos dias cuando terminaron, lastima.

Ovidio dijo...

Excelente artículo, Worbbitt y muy buen repaso a los amoríos de la inolvidable Ororo. Paso a comentar cosas sobre los afortunados que han pasado por sus brazos:

-Pantera Negra. No es cierto que se notara cierta tensión sexual entre ambos a raíz de aquella relación, pues está metida con calzador, a retrocontinuidad pura y dura, por mucho numerito de Claremont que hubiera por medio, porque este era bastante anecdótico.

-Yukio: Aquello fue buenísimo, y es que encima Claremont fue muchísimo más claro con la relación de ambas a raíz de la saga de X-Treme X-men Arena, donde se permitió incluso una escenita un poco salidilla de tono con las dos tumbadas en una discoteca extraña.
El patriarca mutante no se cortaba con las relaciones lésbicas y gran muestra de ello fue su intención de que Mística y Destino fueran algo más que amigas. Pero los editores son muy cortos de miras.

-Forja. Lo del inventor proponíendole matrimonio a Ororo para luego decirle que no fue uno de los peores argumentos de Lobdell, risible y apestosamente forzado. DE LO PEOR. Ver a Forja lapidar a la amazona del viento porquesí tras pedirle matrimonio y ver a esta llorando y desmorándose sin contestarle ninguna palabra fue un horror que quiero quitarme de la cabeza. Sin duda el inicio del declive de este personaje. HORROROSO.

-Cable. ¿Cuándo se lió con este? O_o

-Cameron. Con lo bien que trata Claremont al personaje y me encuentro que la lía con ese engendro sin carisma... un niño bonito sin gracia alguna. Dios...

Y bueno, ya que nombras a Cable (que desconozco cuándo sostuvieron ambos algún flirteo), no comprendo por qué no mencionaste a uno muy importante:

-Bishop. Coño, otro viajero temporal, pero es que te juro que estaba coladito por los huesos de la leyenda amazona. Los primeros números donde este era parte de los X-men eran bestiales, con el pobre acojonado ante la presencia de la diosa de ébano, casi sin saber qué decirle, completamente asombrado de sus... Ejem, solo le faltaba una escena donde se le cayera literalmente la baba.

Y eso es todo, pero lo dicho, un buen artículo. Sigue así.

Worbbitt dijo...

Gracias por los comentarios Ovidio, que siempre se agradecen :D
Lo de Cable me sorprendió tanto como a ti, tal vez se viera en una serie como X Force, o la propia Cable, no se, quizás Iván este mas al tanto. Respecto a lo de Yukio totalmente cierto, que en el tomo Arena de X Treme se veía mucha mucha "complicidad" entre ellas, si no ya por la discoteca por esa escena en el Jacuzzi con Calisto toqueteándolas a las dos con sus tentáculos. No fue la única relación lésbica que apuntaría Claremont ya que en Mekanix se pudo ver -o se podrá si algun dia se publica de una vez- marrulleo entre otras dos féminas X.

Por cierto, tomo nota de lo de Bishop, que aunque estaba al tanto de lo visto en X-Treme, no tanto de esto.

PD: Lo que mola tu pin-up macho, no me canso de decirlo :D . Muchas gracias