jueves, septiembre 12, 2013

X-TERMINIO. Héroes morirán, héroes vivirán, mundos desaparecerán.



La franquicia X nunca deja las cosas estar. En serio, pensadlo por un momento. La Era de Apocalipsis se publicó en 1995 como un evento auto contenido y nos prometieron que había terminado y requeteterminado. Pero en 1996 y 1997 salieron dos especiales que contaban historias de antes de su fin. En el año 2000, el mini evento Las Eras de Apocalipsis que duró en mes en cinco series regulares como resultado de la fusión de Cíclope y Apocalipsis. En 2005 la miniserie de Akira Yoshida y Chris Bachalo que revelaba que la dimensión había sobrevivido y en 2012 volvió por todo lo alto en las páginas de Imposibles X-Force y su propia serie regular.

El concepto de mundos alternativos en Marvel y de un grupo que salta entre ellos para arreglar desbarajustes tampoco es nuevo y a comienzos de siglo cuando Quesada salvó la línea editorial de Marvel, los Exiliados de Judd Winnick saltaron a la palestra, entre ellos había personajes de la citada Era de Apocalipsis. Los Exiliados pasaron a las manos de Tony Bedard y luego de Chris Claremont, fue relanzada como New Exiles y terminó con un crossover con Excalibur y finalmente tuvo seis numeritos de Jeff Parker y Salva Espín y si te he visto no me acuerdo. Hasta que alguien rescató el nombre de X-Treme X-Men y lo combinó con el concepto de Exiles.

Y a todo esto que pillan en medio a Marjorie Liu que lo está petando con Astonishing X-Men con el equipo urbano de la Patrulla X en una etapa que para mí es ya un puto clásico moderno y le joden la historia porque meten su colección en medio del crossover X-Terminio.

Ruego me perdonen por esta súper introducción para el último y patético crossover mutante, el evento conocido como X-Terminio, que en España hemos visto publicado de manera íntegra dentro de Astonishing X-Men. Todo gira en torno al deseo del Rondador Nocturno de la Era de Apocalipsis que ha estado luchando con X-Force, como éste ya se ha vengado de La Mole, anhela volver a su mundo y para ello se alía con otro refugiado de “La Era” la Bestia Oscura.

Lo bueno de esta historia es que al estar hablando de personajes de mundos alternativos y al saber sus guionistas que dos de las tres series implicadas iban a ser canceladas (dato que se hizo oficial cuando el crossover iba por la mitad en USA) pues no había problemas en hacer burrada tras burradas y los personajes son tratados sin ningún tipo de concesión. Para los lectores españoles puede resultar atractivo conocer algo mejor al grupo de Dazzler, con ese Rondador Nocturno adolescente que ya habíamos visto en las páginas de Astonishing X-Men, o incluso la relación sentimental entre Hércules y James Howlett. Había potencial ahí.

El ritmo con el que se suceden los acontecimientos es vertiginoso y sabiendo que las bajas pueden sucederse te puedes esperar cualquier cosa. Los distintos guionistas se curran muy bien la interacción entre los miembros de los distintos equipos y si alguien que haya leído opina que los personajes se comportan con demasiada naturalidad, que intente tener un poco de empatía y piense que son mutantes que están acostumbrados a cambiar de mundo y Lobezno sin ir más lejos ya había colaborado con los mutantes de la Era de Apocalipsis. Eso sí, en la edición española se habría agradecido algún texto de apoyo para conocer mejor a los personajes “alternativos”.

No me ha gustado el crossover, no por la historia que es entretenida y funcional, muy en plan crossover de los noventa, de esos que iban saltando de serie en serie sin dejar un momento al respiro. No, no me ha gustado por los dibujantes, quitando a David López, éstos han sido bochornosos, malos y lamentables. Hasta cuatro dibujantes para un solo episodio, uff… mal Marvel, mal.

3 comentarios:

Raúl Peribáñez dijo...

No puedo valorar los cómics que comentas porque no los he leído. Ni creo que lo haga, la verdad. Lo que venía a decir, pues, es que las editoriales deberían dar por terminadas las colecciones una vez cumplen el objetivo con el que nacieron: Astonishing X-Men surgió para disfrute de Whedon y Cassaday, pero una vez se marcharon... esta serie está de más. Sobre todo cuando aparecen nuevos títulos, cada dos por tres.

Antiguamente, cuando una serie no funcionaba era reemplazada por otra (cerraba Web of Spiderman, comenzaba Sensational Spiderman, por ejemplo); ahora no: las mantienen todas y cada cierto tiempo añaden nuevas. A mí esto me parece un lío tremendo, sobre todo para los lectores que se quieren enganchar a esto.

Quiero decir, ¿qué necesidad hay que lanzar All-New X-Men cuando ya está X-Men, que prácticamente no saben qué hacer con ella? Pues no. Otra serie más, venga...

Raúl Peribáñez dijo...

Por cierto, ¿algún email al que os pueda escribir?

IvánN Díaz dijo...

hemerotecaxmen @ gmail .com

(todo seguido, por supuesto)