miércoles, febrero 13, 2008

X-Men: La Canción de Guerra de Fénix


Una pequeña esquirla de la Fuerza Fénix se ha alojado en los cuerpos de las Cuco.
Al principio se manifiesta como una extraña voz que las instiga a actuar de manera extraña, así como en alucinaciones psíquicas por parte de Emma Frost. Las referencias a Jean Grey son abundantes, cómo no.
Así pues, las Cuco, después de visitar las tumbas de sus hermanas, intentan escapar, siendo finalmente neutralizadas y confinadas.
Lo que parecía haber sido un mero incidente, uno de esos incidentes que tanto ocurren en la Mansión-X, se convierte en un infierno cuando el poder del Fénix se desboca, atacando a los miembros de la Patrulla-X y reviviendo a las Cuco, quienes se alzan de sus tumbas medio podridas cuales zombies.
Siguiendo de nuevo la llamada, las Cuco se dirigen a un complejo de Arma Plus, sin razón aparente, donde el agente Jake está en activo. Poco tardan Emma, Cíclope, lobezno, Bestia, Gatasombra y Coloso en acudir al mismo lugar.
Y aquí empieza el quid de la cuestión. Encuentran una sala llena de clones envainados de las Cuco, quienes a la vez resultan ser clones de Emma Frost. Y, es más, no son totalmente orgánicas, sino que se tratan de ciber-organismos que traducen la energía en información y viceversa.
Si ya de por sí esto no era suficientemente inquietante, acaban por tropezar con la sala de clones fallidos, lleno de seres horribles y deformados; hecho que acaba por desatar la furia de Celeste (una Cuco), manifestando plenamente los poderes del Fénix y un uniforme azul realmente curioso.
Lo siguiente es previsible, páginas y páginas de mamporros, pero con un giro curioso del guión: las Cucos zombies se deciden por ayudar a la Patrulla en su eterna y ardua tarea de salvar el mundo sin llevarse comisión. Nuevamente siguen varias páginas de sepiazos varios que resultan en la destrucción total del complejo de Arma Plus.
Como colofón, Emma lobotomía psíquicamente a las Cuco (las vivas) para que sean poco más que cascarones, y adquirir así la capacidad de mantener congeladas sus respectivas porciones de Fuerza Fénix, a fin de neutralizar una nueva amenaza en potencia.
En conclusión: el listón estaba muy alto. Sinceramente, La Canción Final de Fénix había alcanzado una cumbre muy difícil de batir, tanto por su poético dibujo como por su esotérico guión.
El cómic tiene sus puntos bueno (o, cuanto menos, curiosos), como la sala de múltiples clones al estilo Rei Ayanami en Evangelion, los clones deformes que recuerdan a los clones fallidos de Ripley en Alien 3, las Cuco zombies que se suben por las paredes aún a pesar de estar mutiladas, o el hecho de que Celeste sea quien más conciencia individual desarrolle.
A pesar de esto, no deja de ser un tomo intrascendente que no dejará huella (seguramente) en ninguna otra colección. Como lectura ligera está bien, tiene acción, robots, superpoderes y colegialas desbocadas, pero como continuación de una de las miniseries más bonitas que he leído en Marvel, deja bastante que desear.
Eso sí, debo hacer hincapié en que el uniforme de Fénix de color azul que lleva Celeste es precioso.
Excelsior!

11 comentarios:

Valaingaur dijo...

La miniserie en sí no está mal, pero es lo que decís, si la comparas con Phoenix Endsong... como que no.

Yota dijo...

Yo es que no me he acercado a leerla, porque su primera parte no terminó de gustarme en ningún momento.

Borja "Carcayú" Prieto Coscollá dijo...

Bufff... Si no te gustó la primera, puede que esta sí, ya que es más convencional, o puede que la odies a muerte. Mi consejo es que te la leas de gorra, ya sea en la misma tienda sin que te pille el encargado o pidiéndosela prestada a algún colega.

Anónimo dijo...

la verdad es que esta segunda parte me ha decepcionado bastante....como que a estas alturas las cucos no son mas que clones baratos de la Frost y encima semiciborgs?? vaya tonteria mas burra....y la verdad, el dibujo de Tyler Kirkman no acompaña nada, sinceramente.....

Malabei dijo...

See here

Worbbitt dijo...

Hombre, la verdad es que lo de los clones no viene más que a desarrollar la idea que Morrison dejo caer al final de su etapa indicando que eran seres sintéticos. Sin duda es lo que más me ha gustado de la mini, su respeto a la etapa Morrison desarrollando tramas inconclusas de este así como el sentido que le dan a que sean "cucos". Vamos, en resumen, que se les de cancha a estas jovencitas tan interesantes. Aun así, no me acaba de cuajar demasiado el desarrollo, excesivamente enrevesado mas que complejo. Para colmo, el final acaba dejando un estatus bastante peliagudo. Aun así, una lectura entretenidilla, pero poco más.

Darío dijo...

Hombre eso de que no va a dejar huella en ninguna otra colección... alguna vez tendrán que tratar en otra serie o en una tercera parte que lo del Fénix y las Rubias.

Anónimo dijo...

Pues a mí me ha parecido muy entretenida, y el dibujo me ha gustado, pero el final me ha decepcionado, porque ¿ qué es eso de que las cucos tienen un corazón de diamante? Éso sobra, porque ahora van a estar en plan de que sobran de la escuela y no van a aportar nada en la trama, ahora que no sienten nada.

Anónimo dijo...

ODIO A EMMA FROST Y A LAS CUCOS! AGUANTE JEAN GREY! JEAN A LA ETERNIDAD!
LAS PELIRROJAS SOMOS MUCHO MEJORES QUE LAS RUBIAS!

anteus dijo...

No se por que les ha dado de sacar a esa villana de segunda de frost como si fuera parte de los xmen, si aun dentro del equipo sigue haciendo sus maldades como tratando de matar a jean o de seducir a ciclope, por fortuna jean siempre encuentra la forma de ponerla en su lugar (la basura), esperemos que le quiten el protagonismo que no se merece y la vuelvan a poner como la villana de tercera que es y si lloega a pegar tantito es solo por que la dibujan como una cualquiera. JEAN ES LA MEJOR.

Jinete de la Noche - Cine fantástico dijo...

Yo acabo de comprar este tomo recien esta tarde. Nunca lei la primer parte asi que vamos a ver que tal esta.