martes, febrero 19, 2008

X-MEN: ESTADO CRÍTICO

Los X-Men de Carey están logrando lo que sólo obras como Invencible o Fábulas han conseguido en este blog, y no es otra cosa que verse reseñadas arco tras arco, historia tras historia, tomo tras tomo. Eso no es algo que consigan muchos tebeos y es prueba de lo satisfecho que estoy con esta etapa. Me van a perdonar que la siguiente reseña siga de manera fiel la línea de las demás pero es que si algo es Mike Carey es constante, un hombre que a pesar de mis temores respeta la continuidad, que aprovecha los personajes que tiene y que sobretodo no se olvida de que cómic está escribiendo.

Y luego está Chris Bachalo, quien me conoce sabe que no soy un ferviente seguidor suyo pero desde que volvió a su estado de gracia junto a Chris Claremont, sigo cada una de sus páginas a píes juntillas. En esta saga los X-Men se enfrentan a un enemigo aún más mortífero que las primeras creaciones de Carey para la serie y esto es algo que no acaba de convencerme. Nunca me han gustado las series en las que los personajes se enfrentan cada saga a un villano más poderoso que en la anterior, en un continúo “¡Venga hombre!” este es el principal defecto que le vi a las JLA y a los New X-Men de Morrison. Pero con Carey no me importa, es lo de menos. El mencionado villano de Estado Crítico es un arma de creación Shiar con la capacidad de arrasarlo todo en una enorme explosión pero para más inri posee conciencia propia (o las miles que forman una raza extinguida) y poderes PSI que hacen que Cable vuelva por sus antiguos fueros de hijo de Askhani.

Carey fuerza a los personajes hasta el extremo y pocas veces veremos a Centinela Omega, el Hombre de Hielo, Cable y sobretodo Pícara forzar sus poderes como lo hacen ahora. El bueno de Mike desarrolla y respeta, ya podrían aprender otros como Whedon de él (sobretodo en lo referente a “respetar”). En este arco veremos elementos extraídos de la serie de Cable & Masacre que hacen que nos quedemos con las ganas de leer más y hay un nuevo status quo para el grupo. Pero sobretodo lo mejor son las subtramas, a ver que nos deparan los destinos de Dientes de Sable y Mística y el Hombre de Hielo.

Seguro que nos sorprenderá.




3 comentarios:

Worbbitt dijo...

Muy buena reseña Yota (aunque confieso que lo de Fábulas e Invencible ha quedado un poco raro XD) Para mi gusto la mejor saga de Carey en los X Men hasta el momento y que no decir de Bachalo, que esta expectacular y sus diseños para Ev Tel Urizen y la Hecatombe son magistrales. En definitiva, un número veritginoso, denso, genialmente ambientado y en con los X Men en la vanguardia de los X Men (donde siempre debieron estar) que me ha recordado a los tiempos del Morrison.

Ya como curiosidad, hay dos números de Cable y Masacre entrelazados con esta saga (y luego uno con el 200, pero es otro tema)y que Panini ha excluido con discutible acierto. Es decir, por un lado, el cambio artistico así como la narración by Nicieza rompe el clímax de la historia y, el primer número, trae poco más que las diatribas entre Cable y Urizen, pero el segundo nos ahonda en el paradero de Dientes de Sable con un Creed muy Creed. Ya después de esto habrá que seguir la pista del "amiguete" de Lobezno en Lobezno: Evolución de Loeb. Si alguien tiene valor para ello, claro

Yota dijo...

Ups, perdón, no la edité. Y copié tal cual de mi blog, ahora que lo veo tampoco están los datos de edición y preparados estaban, me temo que me olvidó cortar y pegar.

Sorry. No volverá a pasar.

Anónimo dijo...

Nah, si le da cierta gracia y todo XD

FDo: Worbbitt