domingo, febrero 24, 2008

PATRULLA X: ASCENSIÓN Y CAÍDA DEL IMPERIO SHIAR


¿Una saga de doce números? Joder pues sin contar Planeta Hulk creo que desde los tiempos de Dinastía Kang en los Vengadores de Busiek y compañía no leía una saga de tal extensión y antes que esta sólo estuvieron los Avengers Forever en los últimos 15 años. Curiosamente todas las sagas comentadas y ésta “Ascensión y Caída del Imperio Shiar” tienen un componente en común: “El Espacio”.

La Marvel de Quesada es ahora más que nunca una editorial de niños mimados y prueba de ello es que no a todo el mundo se le consiente montarse una historia que dure un año entero y a la que no te puedas sumar a la mitad siendo casi obligatorio (y por otro lado siempre recomendable) su lectura desde el principio. Pero Ed Brubaker es amiguito de Joe y peor suerte tuvieron Pacheco y Marín cuando tenían en mente alargar durante doce meses su saga de los 4F en la Zona Negativa, en fin. Cosas de la vida.

Llegón Ed Brubaker sustituyendo a un Chris Claremont en estado de gracia y aunque su etapa ya había comenzado con la “bastarda” Génesis Mortal. Fue en The Uncanny X-Men donde ha cosechado cotas de popularidad más altas si cabe que las obtenidas con su aún mejor etapa en Capitán América. A los lápices estaba Billy Tan para narrar con mayor eficacia de la recordada la parte principal y Clayton Henry con un estilo más comedido los episodios centrados en Gabriel Summers Alias Vulcano. Por otro lado hay que destacar la chapucera edición de Panini que ha alternado sin ningún sentido episodios simples y dobles haciendo un baile de portadas considerables.

¿De qué va la historia? Pues muy sencillo. Los Shiar están en problemas, Vulcano los va a destrozar uno a uno y el Profesor X quiere ayudar a su ex – consorte Lilandra, que ha sido revocada del puesto de Majestrix suprema. Para ello se lleva al espacio a un grupo formado por Rondador Nocturno, Kaos, Polaris, Rachel Grey, Darwin (personaje presentado en Deadly Genesis) y Sendero de Guerra recuperado por Brubaker y que goza de un protagonismo y de escenas que ni en sus mejores tiempos de X-Force (¡Y lo mejor está por llegar!). Brubaker pudo elegir a los personajes que le dio la gana salvo los que ya usaba Whedon en Astonishing X-Men y a Lobezno por Edicto Editorial. El primer gran acierto de Brubaker ha sido devolver el lado cósmico y aventurero de Ciencia Ficción del cosmos mutante que durante los últimos años (con excepción de una cutre saga de Morrison) ha sido bastante dejado de lado.

La libertad que ha tenido es total y se ha demostrado porque ha masacrado según a querido a según que miembros de la Guardia Imperial Shiar, algunos nuevos creados para la ocasión y otros conocidos desde hace mucho (por cierto tirón de orejas para Panini que ha traducido muchos nombres como le ha dado la gana), ha usado la historia para desarrollar a su personaje “Vulcano” y el porque del odio hacia sus hermanos y a los Shiar, que son la raza que le costó la vida de su madre y toda su infancia traumática. La verdad a mi me habría gustado ver a Cíclope a bordo del Bicho-X pero el señorito Whedon no lo suelta ni para atrás. A mi no se me ha hecho nada pesada la historia que ha alternado mil y una batallas entre la Patrulla, los Saqueadores Estelares, los Shiar, un par de Skrulls (¿Lo relacionarán con Secret Invasión? Porque a este paso...) y Vulcano y los rebeldes.

Se podría decir que es una saga importante que ha dejado cambios profundos: Un personaje ha recobrado su Status Quo, todas las facciones han cambiado de líder, ha habido intercambios de miembros entre los dos grupos, algún muerto, personajes exiliados y sobretodo un cambio de régimen en el Imperio Shiar.

Muy recomendable, yo ya me la voy a releer de un tirón.

8 comentarios:

Tenos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Quizá la trama se ha alargado mucho, pero tb es cierto que la historia requería de una complejidad concreta para contar una historia trascendental en la historia mutante....

Dikaios dijo...

Ummm. Demasiado lento al principio. Los capítulos finales no han defraudado.
De todas formas, a mi nunca me gustaron las sagas de la patrulla en el espacio.
Podían haber vuelto a dejar allí al profe...

Borja "Carcayú" Prieto Coscollá dijo...

Yo iba a dejar la serie y ese chocheante Claremont (lo que ha sido y lo que es...) hasta el Tito Bru llegó y empezó a repartir sopapos. He recuperado mi fe en la Patrullosa.
Por cierto, no has comentado nada sobre el peinado estilo Capitán Spock que luce Rondador Nocturno xD

Darío dijo...

Una saga defraudante que ha sido mucho ruido y pocas nueces y con el nefasto dibujo de Tan y el penoso coloreado fosforescente brilloso de Darmata.

Al parecer ahora para ser gobernante de un imperio galáctico de millones de planetas sólo necesitas dar un golpe de estado... porque está claro que no necesitas saber nada más para llevar ese imperio adelante.
Y esos "primos" de Rajoy y Zapatero intentando camelarse a la gente con las más remotas y rimbombantes propuestas para poder dirigir un simple país. Buah.
Está claro que para Brubaker, la política, la estrategía, los miles de conocimientos que se necesitan para ser un lider de algo tan acojonantemente vasto y complejo como debería ser un imperio intergaláctico de millones de planetas se reduce al pensamiento medieval arcaico de "doy un golpe de estado y me quedo coloco al mando".

¬¬

IvánN Díaz dijo...

PAMMHG!!! :P

Aunque las sagas espaciales de la Patrulla X (y de Marvel en general) me encantan, así que no sé si soy muy objetivo XD

Yota dijo...

¿Qué necesidad hay de ser objetivo cuando se trata de tu afición?

Yolar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.