sábado, agosto 11, 2007

Cable y Masacre: Civil War


Guión: Fabián Nicieza

Dibujo: Staz Johnson

Entintado: Klaus Janson

Correspondencia Original: Cable & Deadpool 31 a 33.

“¡Por fin!” Eso es lo que pensé cuando se anunció que con motivo del megaevento de Civil War. Panini publicaría absolutamente todos los tie-ins. Y parece que de momento está siendo así. Porque incluso una serie como Cable y Masacre de la que publicaron los seis primeros números en uno de sus tomos normales allá por abril de 2005. Y entre los episodios de ese tomo y los tres publicados en este especial en formato “grapa gorda” (a buen precio, eso sí) han quedado inéditos veinticuatro números U.S.A que prometen que serán recuperados si este especial vende bien. Así que sabéis. ¡To´dios a comprar este puto tebeo!

Ahora a lo que vamos, por un lado tenemos a Cable que viene del futuro y sabe lo que es la opresión en contra de un pueblo y teme que por culpa de la iniciativa de los cincuenta estados lo que parece algo bueno a corto plazo acabé convirtiendo a su país en un estado militarista y por otro lado tenemos a Masacre. Nuestro querido y entrañable mercenario bocazas, con un pequeño problema de no saber cuando habla para si mismo y cuando lo hace en voz alta, lo que da como resultado unas escenas de acción bastante descacharrantes. El bueno de Wade, un tipo que lleva toda la vida siendo un psicópata busca líos tiene la oportunidad de hacer algo bueno y se registra para aprehender a súper-humanos no registrados. Y aquí está lo que no me acaba de cuadrar, porque Wade demuestra por momentos ser un auténtico cabeza cuadrada, un tanto fascistoíde, aunque eso le lleva a que tanto los Vengadores de los Grandes Lagos, El Capitán América o el propio Cable le den una tunda tras otra.

Otra cosa que puede llevar a la confusión dada la cantidad de episodios inéditos es todo lo referente a Cable, el cual ha desarrollado mucho más su poderes, ahora tiene acceso ha algo llamado “infonet mundial” y tiene como base de operaciones una isla artificial llamada “Providence”. Pero estos pequeños detalles no evitan que el tebeo se disfrute muchísimo y que provoque más de una, y de dos, carcajadas. Gracias al buen hacer de Fabián Nicieza (esperemos que Marvel le dejé hacer su trabajo y no le sustituya por un tío guay como en Thunderbolts) y Staz Jonson, que aunque no haga un trabajo destacable, cumple y por lo menos no desentona con el tipo de historia.

Ojalá, que vengan más tomos o especiales de Nathan y Wade.

1 comentario:

Borja Lion Heart dijo...

Muchas gracias por la reseña, dudaba si comprármelo o no pero se me han despejado todas las dudas....me lo compro mñn mismo!! gracias de nuevo ;) siempre m llamo la atención Masacre pero nunca pude disfrutarlo, a ver si publican los 24 tebeos inéditos.