viernes, junio 15, 2012

Patrulla X: Miedo Encarnado

La llegada de La Serpiente asgardiana y sus avatares de destrucción a La Tierra parecía haber dejado en paz a San Francisco, pese al caos mundial ocasionado. Sin embargo, el hogar de la Patrulla X no tardará en estar en peligro por culpa de un viejo enemigo y compañero de equipo: Caín Marko, el Juggernaut.

Guión: Kieron Gillen
Dibujo: Greg Land
Numeración española: Patrulla X 75 a 77
Numeración USA: Uncanny X-Men 540 a 544.
Grapa Panini. 1,95  - 3,25 €

PREMISA

Tras la marcha de Matt Fraction, Kieron Gillen se ha quedado al mando de la serie principal de la franquicia mutante. La etapa de Fraction ha cosechado críticas y alabanzas por igual, por lo que Gillen tiene, a priori, un papel difícil: encandilar a los detractores del anterior guionista y contentar a los que disfrutaron de la etapa previa, coescrita por él en su última parte. Desde hace unos meses hemos podido constatar que Gillen es un guionista con recursos que ha escalado rápidamente en Marvel hasta hacerse con una de las series señeras de la editorial a pesar de tener una trayectoria limitada a diversas historias cortas y miniseries y a una etapa interesante en Thor. De momento, sus historias en Uncanny X-Men le han proporcionado buenas críticas al conseguir retratar a los personajes de forma coherente dentro de su nuevo status quo.

Greg Land, por otro lado, sigue despertando pasiones y odios entre el fandom y tiene en estos cinco números USA la complicada misión de dar carpetazo al volumen 1 de Uncanny X-Men, la única serie Marvel de los años 60 que no había sido reenumerada hasta ahora y en la que grandes dibujantes  (Kirby, Adams, Byrne, Romita Jr.... por señalar algunos)  han plasmado etapas de gran éxito. 

LA HISTORIA

Juggernaut ha sido uno de los escogidos para portar uno de los martillos de La Serpiente y es transformado en el avatar de Kuurth el Quebrantarocas. Esto lo convierte en virtualmente imparable, ya que aumenta sus poderes a niveles divinos, y pone su objetivo en el hogar de la Patrulla X (por alguna razón desconocida, eso sí). En San Francisco, Cíclope y la alcaldesa Sadie planean cómo salvar la ciudad del ataque inminente. Finalmente, la Patrulla X verá cómo Coloso hace el sacrificio definitivo para poder detener a Kuurth. Mientras, Emma Frost y Namor comienzan un flirteo que puede dar lugar a algo más en el futuro.


VALORACIÓN

Al ser un tie-in del evento Marvel más importante del año 2011, Miedo Encarnado, se podría esperar que esta saga no pasase de cumplir con unos mínimos requisitos para contribuir a ese gran puzzle organizado por Matt Fraction en la miniserie principal del evento. Por suerte, algunos guionistas han ido más allá y nos han dejado historias interesantes. Gillen es uno de ellos al escribir la historia que, por fin, actualiza a Coloso en el siglo XXI, puesto que poco había avanzado el personaje tras su resurrección en Astonishing X-Men hace unos ocho años. Es un cambio que, espero, dará mucho juego al poder observar cómo un personaje de corazón tan puro como el ruso afronta su nueva situación: ser el avatar de Cytorrak igual que Caín Marko lo fue antes y cargar con su legado de destrucción. En este sentido, el cuarto capítulo de la saga nos da unas pistas sobre hacia dónde podría derivar su historia ya que el monólogo interno de Coloso es brillante en todo momento y demuestra un buen conocimiento del personaje por parte del guionista.

En esta saga, además, se plantea el triángulo amoroso entre Cíclope - Emma Frost - Namor que, personalmente, no me podría interesar menos. Sin embargo, opino que a la pareja les hacía falta algún revulsivo, ya que llevaba un tiempo bastante tranquila y estable, por lo que dejo la puerta abierta a que Gillen me sorprenda. De momento, esta pasión tan repentina de Namor me ha dejado frío y está planteada de forma excesivamente rápida. Más interesante es, por otro lado, el nuevo papel de Illyana Rasputin en la Patrulla X. El personaje parece abocado a caer en la oscuridad de forma definitiva y está por ver si en su caída arrastrará también a su hermano. Creo que Gillen la retrata bastante bien y es uno de sus aciertos junto a la caracterización de Cíclope, que sigue en su rol de líder sobre cuyos hombros recaer el peso de salvar a la especie mutante. 

Finalmente, Greg Land... ay, a veces me gustaría poder decir algo bueno de él. Y, en realidad, creo que esta vez podría decir que las secuencias de acción me han gustado más que en otras ocasiones, aunque no es decir mucho y tampoco es un halago en sí, porque es estático y la narración a veces transcurre a trompicones entre figuras raras y caras de cine X. Sigue haciendo a las mujeres con la misma cara (el parecido Emma - Illyana es tal que en algún momento tuve que releer la página... menos mal que no estaba Dazzler por ahí también) y no puedo alabar sino su espectacularidad en composiciones como esa doble splash-page que se incluye en el Uncanny X-Men 544 como recuerdo de las grandes etapas pasadas de la serie.

3 comentarios:

Daniel Merrick dijo...

En general está siendo un tostón esto del Mierdo encarnado... pero la parte de la Patrulla-X no ha estado mal, sobre todo por lo de Colosonaut. A ver qué tal lo manejan!

IvánN Díaz dijo...

Por lo que parece, Gillen tiene un plan trazado con el personaje dentro del equipo Extinción. A ver qué tal le sale!!!

Josele Ruiz dijo...

Y digo yo. ¿No puede fijarse Namor nunca en una mujer que no esté emparejada? ¿Es que le mola ser "el otro"?
¿Y qué pasará ahora con Caín Marko?