domingo, abril 08, 2012

Un preludio a Cisma que es más de lo que parece

Este mes llega a las librerías al fin Cisma, el esperado crossover que cambiará nuevamente el status del universo mutante, pero desde febrero se ha estado publicando el preludio de esta historia, narrada por Paul Jenkins, guionista de otras historias cortas mutantes como Generación M; Lobezno: Orígenes; Lobezno: El Fin o Mythos. No es un guionista que se haya dejado ver especialmente en las series X pero sí es cierto que sus historias son bastante recordadas por el fandom y, creo, esto es lo que le ocurrirá a este preludio, que nos presenta una misma historia contada desde cuatro perspectivas distintas que representan el pasado y el futuro de la Patrulla X y su sueño de coexistencia: por un lado, Charles Xavier y Magneto y, por el otro, Lobezno y Cíclope.

Jenkins consigue llevar a cabo una memorable historia en la que una atmósfera asfixiante que percibimos a través de los ojos de la Patrulla X se va apoderando de todo, provocando una sensación de angustia bastante interesante. Expectantes ante un ataque al que la Patrulla X teme, los cabecillas de Utopía esperan a que Cíclope decida si le plantan frente o si huyen, dejando Utopía y su sueño de supervivencia atrás. Este aparentemente sencillo argumento le basta a Jenkins para aprovechar a profundizar en las motivaciones de los cuatro hombres que han tenido en sus manos el liderazgo de la raza mutante. No sé si es uno de sus mejores trabajos, pero, desde luego, sí que puede afirmarse que refleja perfectamente la evolución de la franquicia mutante en los últimos años, reivindicando el injusto trato que se le ha dado en algunos sectores.


El número centrado en Charles Xavier es, quizás, el más tópico de todos, ya que se reafirma en las causas que le llevaron a crear a la Patrulla X y se cuestiona si todos los sacrificios que él y sus estudiantes han llevado a cabo desde entonces han merecido la pena o no. Mediante las palabras del Profesor X se valora justamente la evolución de Cíclope como líder de la Patrulla X y, por tanto, las aportaciones que Grant Morrison, Joss Whedon y otros guionistas como Matt Fraction han hecho a la franquicia mutante en el siglo XXI. El episodio de Magneto tampoco aporta grandes novedades. Ahonda en el porqué del carácter de Magneto mediante la figura de su padre y también se valora el nuevo rol de Cíclope como líder de la raza mutante. La tercera historia, centrada en Cíclope, nos deja echar un vistazo en el interior de la cabeza del nuevo hombre al cargo entre los mutantes y la última, en la que se vuelve a echar un vistazo al pasado de Lobezno, planta las semillas para lo que ocurrirá al final del evento y, por tanto, no creo que sea el momento para hablar de ello.

Desde luego, cuatro números como estos merecen la pena por demostrar que la Patrulla X sigue estando en lo más alto, aprovechando el momento editorial y la circunstancia de que el foco principal apunte a Los Vengadores para evolucionar sin grandes artificios ni golpes de efecto que anulen el trabajo anterior de grandes autores, sino de forma continua y de manera, a veces, imperceptible. Y más que espero que lo haga en los próximos meses.




Estamos en Facebook y en Twitter.

No hay comentarios: