lunes, abril 28, 2008

Spider-man y los X-men: Proscritos


Los mutantes más famosos de todos los tiempos han pasado por muchas fases, pero, a rasgos generales, podemos centrarnos en dos, los de toda la vida, los X-men proscritos, al margen de la ley, y los de la actualidad, los Extintos, cerca de desaparecer, con alguna otra fase truncada como pudo ser el intento de Morrison de hacerles un hueco en la sociedad, revelando su existencia, sus intenciones e incluso entrando en política, algo que Disnastía de M acabó totalmente por hacernos olvidar.

En sus inicios, los mutantes fueron muy representativos de una minoría perseguida por la ley, odiada y repudiada por todos, en definitiva con “mala prensa”, y en esto han estado muy ligados al personaje insignia de la casa de las ideas, el cual también ha pasado por una transformación o, siguiendo el patrón anterior, cambio de fase (y lo que le queda). Ya sabréis de quién hablo: Spider-man. Entre ellos han surgido cruces de todo tipo: enfrentamientos, alianzas, amistad, sorpresas...

La primera vez que se encontraron se remonta a hace ya más de cuarenta años (que se dice pronto), un diciembre del 66 (Uncanny X-men 27) y en una página que equivaldría, en contenido, a algunos números completos de Bendis de los de ahora, Spidey se cruzaría en el camino de la Bestia y el Hombre de Hielo, bombardeándolos con sus terribles chistes, pero demostrando su valía hasta el punto de que estos, conociendo su fama y comprendiendo de primera mano su mala prensa, le ofrecieran por primera vez unirse a sus filas a pesar de no ser mutante. El trepamuros, por supuesto, se negaría, en parte por ser un solitario sin remedio y en parte por su prepotencia adolescente de “yo puedo con todo”.

Menos de un año después, el arácnido vuelve a aparecer en las páginas de Uncanny X-men (en el número 35), y esta vez para enfrentarse a ellos. Banshee es atacado por una araña mecánica pero, antes de caer ante su fuerza, alerta a sus compañeros mutantes. Paralelamente, un Peter que viaja en su moto ve una extraña escena, cómo una especie de huevo aterriza y, ya transformado en su alter ego, observa cómo otra araña mecánica sale de su interior. Tras una dura pelea acaba con ella, consigue vencerla y da con el lugar donde está Banshee, justo a tiempo para provocar un malentendido cuando aparece la Patrulla X, produciéndose así el mencionado choque de fuerzas. Spider-man les planta cara e incluso casi los derrota, aún viéndose superado en número y poder, siente desconfianza por ambos bandos. Sin embargo, llegan a dialogar pero tal diálogo provoca una nueva pelea. Tiene que ser gracias a Cerebro que Jean Grey se da cuenta de que Spider-man no es el villano mutante que buscan y por el que les alertó Banshee y tras la explicación de Spider-man a los demás hombres X de lo ocurrido estos se disculpan aunque Spidey se larga sin perdonarlos.


Tendrían que pasar ya casi cuatro años para un nuevo cruce de colecciones y, por primera vez en una arácnida, en el Amazing número 92. Con una editorial que va madurando con la edad, con historias más complejas, en este caso con tintes políticos, el Trepamuros une fuerzas al Hombre de Hielo, no sin antes y, tras el típico malentendido muy prolífico en la época, liarse a puñetazos con él. En este caso Drake ve cómo Spider-man sale llevando en brazos a una inconsciente Gwen Stacy, sacándola del apartamento de Peter Parker para que nadie la relacione con él. El mutante “la rescata” y la entrega a Bullit, el político corrupto de la historia, que acaba de perder el apoyo del influyente J.J. Jameson en su campaña. En venganza, secuestra a Robbie Robertson a través de unos matones, Spider-man acude en su rescate y el Hombre de Hielo que lo persigue, al darse cuenta de lo que pasa une fuerzas con él, consiguiendo que confiesen sus crímenes y meterlos entre rejas.


En Amazing Spider-man 161 y 162, Rondador Nocturno sufre la pérdida de un amigo violentamente, a la vez que Spider-man presencia el asesinato de un hombre con un rifle. Ambos sospechan del mismo, del Castigador, así que unen sus fuerzas contra él y luchan en un teleférico. Eeste se defiende hasta que es disparado con un rifle, demostrándose así inmediatamente su “inocencia”, al menos en este caso. El auténtico villano resulta ser Puzzle, un villano que había sido desfigurado anteriormente por el Castigador, con lo que lo odia a muerte. Sin embargo, nada puede hacer él y su banda contra los tres proscritos héroes y es derrotado.

Con la recién estrenada nueva Patrulla X de Tormenta, Lobezno y compañía, nos metemos en una historia en la que podemos disfrutar del grupo al completo (Marvel Team-UP Annual 1), se trata de un viaje en el que científicos de todo el mundo se dirigen a una conferencia sobre mutaciones artificiales, Peter Parker se une como periodista, y Charles Xavier se ha hecho un hueco en el avión debido a la temática de la reunión, por supuesto su nueva Patrulla X viaja de paisano con él. Unos robots salidos de la nada atacan el avión pero con tanto superhéroe en él la situación es controlada rápidamente y este aterriza sin problemas en medio del desierto. Posteriormente todos se dirigen al lugar de procedencia de los robots intentando averiguar el origen del ataque, para descubrir un laboratorio que, en el pasado sufrió un desastre nuclear, los científicos que estuvieron en su momento en dicho laboratorio mutaron y ahora tienen poderes, se consideran dioses y su objetivo es controlar el poder de Fénix. Consiguen ser derrotados pero su energía tiene que ser dispersada para que sus poderes se diluyan, por lo que, juntando sus habilidades, la Patrulla X consigue mandarla al espacio. Xavier hace olvidar todo a los ocupantes del avión manteniendo así las identidades secretas de todos.

En Uncanny X-men 123 ocurre un fugaz encuentro entre Spider-man y Cíclope, se saludan por la calle mientras éste último pasea con Colleen Wing, antes de que sean secuestrados por Arcade. Spidey intenta advertir a los demás Hombres X, pero se teme lo peor cuando Arcade contesta al teléfono diciéndole que llega demasiado tarde. Así mismo, unos números después, en Uncanny 135, aparece el Arácnido anecdóticamente sintiendo el poder de la resurgida Jean Grey como Fénix.


Tendrían que pasar unos años para algo más importante. En 1985, con un número redondo, el Marvel Team-Up 150, Juggernaut decide compartir su poder con su amigo Tom Cassidy El Negro, el cual se enfada por no haber sido consultado. Pelean entre sí y Spider-Man intenta detener su ola destructiva, pero los villanos unen fuerzas contra él. Heroicamente, y en una pelea que se ha recordado durante años, consigue aguantarlos hasta que la Patrulla X aparece, Pícara absorbe los poderes de Tom y lucha ante un venido a menos Juggernaut. Al final, Pícara, que no puede contener más ese poder, lo devuelve al rubí de Cyttorak, el cual pone Juggernaut en órbita para que no le puedan quitar sus poderes nunca más.

En las páginas de Uncanny X-men número 190 y 191 (unos meses después de lo anterior), Kulan Gath Atan convierte Nueva York en una ciudad de la era Hyborea y tortura cruelmente al Arácnido y, cuando algunos superhéroes acuden en su rescate, acaba matándolo. Sin embargo, el Doctor Extraño, ayudado de Magik, devuelven el mundo a la normalidad antes del ataque del villano y Spider-man, por supuesto, sigue vivo ...

4 comentarios:

Akinol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Mar¡anO says: Muy buen reportaje, Txiki, se nota q te lo has currado.

IvánN Díaz dijo...

buen artículo, sí sí.

El número del Team Up es un jaleo de meter en continuidad. XDDD

¿Ves como si escribías por aquí no te iba a doler ni nada XD?

Txiki dijo...

Es verdad, he perdido mi virginidad en la hemeroteca y ¡¡no me ha dolido!!, a partir de ahora con un bote de vaselina y a escribir mas a menudo. :)