lunes, mayo 23, 2016

Personajes: Rusty Collins


Nombre: Russell "Rusty" Collins.
Primera aparición: X-Factor #1 USA.
Historia: Rusty Collins fue criado por su tío en Oklahoma tras la muerte de sus padres, aunque no mantenían una buena relación y Rusty no tardó en abandonar la casa de su tío para alistarse en la marina de los EEUU con apenas dieciséis años. Sus poderes mutantes se manifestaron unos meses más tarde en San Diego, lugar en el que el barco en el que trabajaba hizo una parada, cuando uno de sus superiores le llevó a un pub local y le presentó a Emma Le Porte. Rusty estalló en llamas y quemó a la joven al ponerse nervioso cuando ella empezó a besarle. El chico huyó asustado y fue capturado no mucho después y su superior trató de matarle en la celda, provocando que los poderes de Rusty se descontrolaran y escapara al fundir parte de una pared. Este superior, llamado Fisher, avisó a Factor-X para que le detuvieran, aunque desconocía que, en realidad, Factor-X no era realmente un grupo que cazaba mutantes, sino que esta tapadera les servía para ayudar a jóvenes mutantes en el control de sus poderes, así que Rusty terminó viviendo con Factor-X y otros chicos en su misma situación en el cuartel general que tenían en Nueva York.
En los meses siguientes, Rusty fue entrenado por Factor-X y paulatinamente fue adquiriendo mayor control de sus poderes y entabló grandes lazos con sus compañeros Artie, Sangui, Bum Bum, Ríctor y, especialmente, Desliza, quien le salvó de una turba enfurecida.  Rusty llegó a enamorarse de Desliza  y trató de besarla  en cierta ocasión en que la chica quiso dejar atrás a Factor-X y regresar junto a los Morlocks, pero ella le rechazó al ver que Rusty perdía el control de sus poderes nuevamente y se encendía en llamas.  Posteriormente, al saber que Emma Le Porte seguía viva y que había quedado totalmente desfigurada, Rusty trató de obligar a Máscara, el curandero Morlock, a que la curase. El líder de los Morlocks le pidió que, a cambio, se dejara desfigurar. Sólo la desesperada intervención de Desliza devolvió la normalidad al rostro de Rusty.
Los jóvenes pupilos mutantes se vieron envueltos en las luchas que Factor-X mantuvo con La Verdad y Apocalipsis, por lo que corrieron serio peligro en varias ocasiones. Sin embargo, el entrenamiento realizado para mejorar sus poderes y el trabajo en equipo les valió para salir adelante. Al derrotar a Apocalipsis y a sus Jinetes, Factor-X se convirtió en un grupo de gran popularidad y pronto se supo que tenían a varios jóvenes bajo su tutela, así que Rusty y compañía recibieron una ingente cantidad de regalos de Navidad que repartieron en un hospital. 
Cuando Factor-X decidió internar a sus discípulos en distintas escuelas para no ponerles en peligro por su celebridad, Rusty decidió volver a la Marina, pero los chicos no tardaron en reunirse después de que Taki les avisara de que los demonios de N'Astirh habían secuestrado a Artie y Sangui para sacrificarlos en un ritual. Los Exterminadores se trasladaron a Nueva York y allí lucharon contra las hordas demoníacas que azotaban la ciudad y  acabaron encontrándose con los Nuevos Mutantes, con quienes unieron fuerzas para detener a N'Astirh. Tras la crisis, ambos grupos permanecieron juntos, a excepción de Sangui y Arti, y durante unos meses vivieron varias aventuras juntos.



Sin embargo, Rusty, en compañía de Desliza, fue nuevamente hecho prisionero tras un arduo enfrentamiento con la Fuerza de la Libertad y terminó en la cárcel, aunque no demasiado tiempo después luchó contra el Buitre y Nitro y trató de escapar de prisión, por lo que la Fuerza de la Libertad volvió a capturarle, siendo herido por la Mole. Rusty y Desliza terminaron uniéndose al Frente de Liberación Mutante de Dyscordia, que les rescató del hospital en el que se recuperaban de las heridas sufridas en el combate contra el equipo dirigido por Mística, en busca de la libertad para el chico. El villano no perdió el tiempo y rápidamente les lavó el cerebro para que se mantuvieran fieles al Frente de Liberación Mutante y olvidaran el adoctrinamiento recibido por Factor-X y los pupilos de Xavier. Con sus nuevos compañeros, Rusty se enfrentó con Cable durante una misión en la que debían robar un antiguo objeto ligado a Apocalipsis. Cable lanzó una dura ofensiva contra sus enemigos y a punto estuvo de acabar con sus vidas, aunque Rusty logró sobrevivir tras recibir un disparo.
Dyscordia atentó contra el Profesor X no mucho después, lo que hizo que todos los grupos X pusieran al Frente de Liberación Mutante entre sus objetivos prioritarios. Cuando X-Force, formado por los supervivientes de los Nuevos Mutantes, se enfrentó con el FLM en compañía de otros Hombres-X, Rusty luchó contra ellos sin atender ni recordar su anterior vínculo. Finalmente, tanto Rusty como Desliza terminaron siendo apresados junto al resto del Frente de Liberación Mutante una vez que Dyscordia desapareció y aparentemente murió, al caer en la corriente temporal junto a Cable. Semanas más tarde, X-Force les rescató de un ataque de los Amigos de la Humanidad, que quisieron acabar con ellos durante un traslado a otra prisión.
Sin embargo, no permanecieron mucho con sus antiguos camaradas de armas, puesto que Éxodo apareció para ofrecerle a Bala de Cañón y Mancha Solar un puesto en Avalon, el refugio para mutantes que Magneto y él habían establecido en el espacio. A pesar de la negativa inicial de la mano derecha de Magneto, consiguieron que todos los antiguos Nuevos Mutantes, incluido Rusty, pudieran establecerse en Avalon. Allí, Magneto usó sus vastos poderes para eliminar el lavado mental de Dyscordia y liberar al fin a Rusty y Desliza. Tras resolver las diferencias con su antiguo líder, X-Force decidió marcharse y regresar a La Tierra, pero Rusty y Desliza decidieron permanecer con Magneto como pago por haber roto el control de Dyscordia. Como miembros de los Acólitos, Rusty y Desliza permanecieron juntos hasta que, meses más tarde, los seguidores de Magneto descubrieron en el espacio un bloque de hielo que contenía en su interior una poderosa presencia mutante y lo introdujeron en Avalon. El ser era en realidad Holocausto, que robó la energía de varios mutantes para alimentarse y fortalecerse. Rusty fue uno de los Acólitos que falleció a manos de Holocausto.
Años después, Selene y sus seguidores desencadenaron una cepa del virus tecno-orgánico de Warlock y revivieron brevemente a muchos mutantes fallecidos que sirvieron como un ejército zombie que atacó la nación mutante de Utopía. Rusty fue uno de ellos.

Poderes: Rusty Collins era un mutante que poseía el don de la pyrokinesis, es decir, tenía la capacidad de crear llamaradas de distinta potencia alrededor de su cuerpo, que quedaba protegido con un campo  psiónico protector. Su pyrokinesis era limitada, ya que debía focalizar su objetivo y su radio de acción era limitado. 

Apariciones significativas: XF 1; XF 2, 4-5, 7-23, 27-33, 40-41, A3/2; UXM 315; TNM 72-87, 100; XM 13, 15, 25, 30, 40-42 ; XFO 24-25; CB 10-11; L:XT 1-4; L:CB 1-2; XMP; Odd Men Out.