lunes, diciembre 09, 2013

Bryan Singer anuncia el apocalipsis

Y con dos palabras y un número, mudos pero atronadores, la locura constante de Internet subió tres grados.

Cuando el entusiasmo sin precedentes que acompañaba a la producción de X-men: Días del Futuro Pasado se estaba estabilizando por la cada vez mayor cercanía de su estreno y el hecho de que ya haya un tráiler que ancle el hype (y que, no nos engañemos, todos hemos visto en torno a doscientas veces), la 20th Century Fox decide, a través de la reverenciada cuenta de Bryan Singer, soltar esta bomba informativa para volver a elevar hasta la estratosfera la imaginación y las expectativas de los fans.

Pero antes de empezar a chillar como quinceañeras en un concierto de quienquiera que esté ahora de moda ante la promesa de ver cumplido el clamor popular por ver en el cine al viejo labios azules conviene que demos un paso atrás y pensar en lo que esto significa.

En primer lugar, queda una vez más en evidencia la feroz competencia que existe entre las productoras de las grandes franquicias superheroicas en el cine por acaparar la atención de los fans, porque este anuncio llega el mismo día que el tráiler de The Amazing Spider-Man 2: Rise of Electro; así como 24 horas escasas después del anuncio del fichaje de Gal Gadot como Wonder Woman en Batman Vs Superman. Lo mismo pasó el pasado Octubre cuando Bryan Singer colgó en Twitter un teaser tráiler de su película (tráiler de un tráiler) menos de una hora después que el de Capitán América: El Soldado de Invierno viera la luz. La controversia en torno a Mercurio entre Marvel Studios y la Fox también responde a esta lógica.

En segundo, cabe suponer que la productora ha visto el montaje en un estado muy avanzado y ha quedado muy satisfecha con el resultado, por lo que ven en la película una apuesta segura que justifica un desembolso estimado de nada menos que 250.000.000 dólares. Estarían por tanto dispuestos a poner toda la carne en el asador para, y esto nos lleva al tercer punto, llevar a cabo un plan que probablemente Singer tenía en mente desde hacía un buen tiempo.

La sombra que proyecta Marvel Studios es alargada, y habiendo creado un nuevo y muy eficaz formato de cine de consumo con un universo interconectado y un argumento de continuación directa, la Fox no podía quedarse atrás. X-men: Apocalypse, se ha dicho, continuará la historia en el punto en que Días del Futuro Pasado la deja ¿Qué puede significar esto? El lector habitual de los mutantes puede intuirlo con facilidad: una historia sobre Apocalipsis que tenga relación con los viajes en el tiempo muy probablemente estará basada en el macro-crossover de 1996: La Era de Apocalipsis. Resumiendo, en aquella memorable y ambiciosa historia presenciábamos una realidad alternativa literalmente apocalíptica en la que el susodicho reinaba supremo, y que se había originado como consecuencia de la muerte de Charles Xavier a manos de Legión, su propio hijo desplazado en el tiempo, años antes de que formara la Patrulla-X, en la época en la que Erik Lehnsherr era su mejor amigo. Fascinante y fatal, La Era de Apocalipsis reimaginaba radicalmente todo el universo mutante, incluyendo los personajes y las relaciones entre ellos, con una Patrulla-X encabezada por Magneto en el ojo del huracán.

De modo que, partiendo de esa base, no resulta difícil predecir lo que sucederá con el personaje interpretado por James McAvoy en X-men: Días del Futuro Pasado: su muerte en los años 70, de la forma que fuere, daría lugar a la Era de Apocalipsis en el presente, sacrificando así la autonomía del filme en lo que suele venir a llamarse una película sin final. Aunque también es cierto que podría resultar en un díptico bastante chulo, a imagen de lo que prometía el aclamado final de la serie de animación Lobezno y los X-men. Según esta teoría, la introducción en la película de 2014 de personajes como Bishop y Destello (o incluso Mercurio, líder de la Patrulla-X en la mencionada saga) tendría más fundamento del que parece a primera vista. Ni qué decir tiene que se presentarían versiones alternativas de los personajes, con la posibilidad de recuperar a algunos fallecidos (sí, todos estamos pensando en el mismo).


Y lo que es más, ello respondería a una pregunta que seguramente ronde la cabeza de más de un lector: ¿cómo puede acabar una película basada en Días del Futuro Pasado? Porque el final de aquella saga, en el que el futuro apocalíptico continuaba igual a pesar de la acción de los héroes, es el máximo exponente de la técnica claremontiana de narración a largo plazo, introduciendo numerosas tramas sobre la marcha de forma puntual para desarrollarlas en profundidad más adelante. En este caso, la Ley de Registro de Mutantes pasaba a ser la responsable de la distopía tras evitar el asesinato del senador Kelly, de tal modo que esta se revelaba como un futuro estable en constante riesgo de suceder. El paso a la Era de Apocalipsis retrasaría la solución de la trama seguramente para plantearla en otros términos, más sencillos, aprovechando a la vez el escenario dejado por X-men: Días del Futuro Pasado para subir la apuesta un poco más, toda vez que la franquicia cinematográfica parece estar por fin bien encarrilada.

Ante esta perspectiva, y sobre todo teniendo en cuenta que se hace medio año antes del estreno de X-men: Días del Futuro Pasado, el anuncio del pasado jueves es, probablemente, un movimiento poco elegante, mucho más basado en el interés por mantener el pingüe negocio del deseo constante que en una verdadera consideración hacia el lector/espectador ¿O quizá sea algo similar a lo que pudieron experimentar los lectores de El Señor de los Anillos, Harry Potter o Canción de Hielo y Fuego al ver trasladada una historia que ya conocían al formato audiovisual, en el que llevan amplia ventaja sobre el resto de espectadores? Las circunstancias son diferentes, de modo que es el propio lector quien debe responder a esto.

¿Pero y si los tiros simplemente no fueran por ahí? Solo el tiempo lo dirá. Mientras tanto, dejemos que sea la imaginación de cada cual la que escriba la historia.

1 comentario:

Yota dijo...

Pajas de ahora en adelante.